Marti Blesa per Les Enfants Terribles, November 2006

Corte reale catalano-aragoneseNo es la intención de este artículo realizar una explicación exhaustiva de la historia de Cataluña sino realizar una visión general sobre qué es Cataluña, como surgió y evolucionó con la idea de comprender mejor la situación actual de Cataluña en el marco europeo y español.
La zona que comprende ahora Cataluña tendría su origen en la llamada Marca Hispánica que era la frontera sur del imperio de Carlomagno con la zona de ocupación árabe de la península.
Estos territorios consiguieron poco a poco desvincularse del imperio carolingio pasando a ser una agrupación de condados independientes de Carlomagno.
Ramón Berenguer IV se casó con la hija del rey de Aragón, creando así la Corona de Aragón. Se prosiguió la expansión territorial con el rey Jaime I el Conquistador, que anexionó Mallorca y Valencia. Progresivamente se añadieron al control de la Corona de Aragón las islas de Sicilia y Cerdeña.
Con los Reyes Católicos se fraguó la unión de los dos grandes reinos de la península, aunque Cataluña mantendría aún bastante tiempo su autonomía estatal, la conocida como Generalitat que aparecería a partir de las Cortes conocidas como “Diputació del General” en 1289 y que duraría hasta el 1714. Las cortes medievales se reunían cada tres años, pero debido a las continuadas guerras era preciso tener una corte permanente para recaudar fondos, organizar levas, y de paso organizar el territorio, creándose así la “Diputació del General”, con representación de la clase popular, la nobleza y el clero, que era quien tenía el control real de la diputación.

En 1640 empezó la llamada “Guerra dels Segadors”, un levantamiento secesionista catalán que finalizó en 1659 en el tratado de los Pirineos por el cual el Rosellón y la Cerdaña pasaban a ser territorio francés. Esto además provocó que las instituciones catalanas perdieran buena parte de sus atribuciones pasando a ser controladas por el monarca.
El punto clave para la historia de Cataluña fue durante la guerra de Sucesión, donde Cataluña se puso de lado del pretendiente austriaco a la corona. Sin embargo, las tropas del que sería Felipe V, un Borbón de origen francés, acabaron sometiendo a las tropas catalanas y el 11 de septiembre de 1714 Barcelona capituló. Irónicamente la “diada” nacional de Cataluña, el día de la fiesta nacional, será este 11 de septiembre, por lo que tenemos una nación que celebra una derrota como día nacional.

Bandiera catalanaFelipe V abolió todas las instituciones catalanas como castigo por haber dado soporte al pretendiente austriaco, con lo que Cataluña perdía totalmente su autonomía e independencia y pasaba a integrarse totalmente a España.
No será ya hasta finales del siglo XIX que reaparecerá un sentimiento catalanista y la aparición a principios del siglo XX de los primeros partidos políticos catalanes. Esto comportó la creación de 1914 de la Mancomunitat, un nuevo intento de autogobierno que impulsaría la creación entre 1918-19 la redacción de un “Estatut d’Autonomía”. Sin embargo la llegada de la dictadura de Primo de Rivera en 1925 le puso fin nuevamente.
En las elecciones municipales de 1931 cae la dictadura de Primo de Rivera lo que comporta a su vez la caída de la monarquía. Las fuerzas republicanas ya habían pactado en 1930 la instauración de una república federal. Francesc Macià, de Esquerra Republicana de Catalunya, tras la victoria electoral declaró la instauración de la República Catalana dentro de una federación de repúblicas ibéricas. Horas después se declaraba en Madrid también la República.
Con la ocupación por las tropas franquistas en la Guerra Civil de Cataluña en 1939, se puso fin de nuevo al autogobierno de Cataluña. La represión franquista fue especialmente fuerte con todo lo que tenía un aspecto catalán, prohibiéndose la lengua y cultura catalana, reprimiendo duramente no solo a prisioneros políticos, sino a intelectuales catalanes. Esto provocó un éxodo masivo a Francia y a Centro y Sudamérica. La ocupación alemana de Francia comportaría que los nazis deportaran a España a muchos refugiados a petición de Franco. Un caso paradigmático fue el del presidente Companys, que exiliado en Francia, sería entregado por las tropas nazis al gobierno franquista, que lo fusilaría en el Fossar de les Moreres.

Il presidente CompanysDurante la dictadura franquista Cataluña poco a poco fue convirtiéndose en uno de los principales núcleos industriales de España, lo que provocó una fuerte emigración de trabajadores principalmente de Andalucía, Extremadura y Murcia, hacia Cataluña. Además, con el inicio del turismo en los años 60, una gran llegada de turistas europeos a las playas catalanas permitió dos cosas, por un lado, un fuerte impulso a la economía local y básicamente, una oleada de aires frescos y de libertad que venían con los turistas europeos. El gobierno franquista, con un carácter ultra religioso, gris, cerrado en si mismo, empezó a enfrentarse a un shock cultural importante, la entrada de la música pop y rock, los bikinis, los turistas,… Esto fue marcando aún más una diferencia marcada entre Cataluña y el resto de España, donde aún se vivía anquilosado en un “pasado glorioso” cerrados totalmente a Europa, mientras que en Cataluña se empezaban a respirar aires más independientes, más europeos.
Gracias a la buena economía que comportaba el turismo y la industria, y a la fuerte emigración, la población catalana se dobló en treinta años, entre 1950, con 3 millones de habitantes, y 1980 con 6 millones. Algo similar a lo que pasa en nuestros días con la fuerte emigración subsahariana y centro y sudamericana que vive Cataluña.
Con la muerte del dictador, se reinstaura la monarquía y se introducen las comunidades autónomas en España.
Con la instauración de la autonomía, los movimientos nacionalistas catalanes bajaron un poco su tono independentista, que habían tomado fuerza en los últimos años de la dictadura. Si bien había continuadas reclamaciones de independencia por parte del partido republicano catalán, Esquerra Republicana de Catalunya, éste partido se encontraba con poca fuerza representativa políticamente. ERC había sido el partido de los presidentes Macià, Companys, Irla y Tarradellas (los dos últimos presidentes en el exilio), pero la fuerte represión que sufrió el partido por Franco, así como la expropiación de archivos, propiedades, etc… dejó al partido muy debilitado.
No será hasta el gobierno Aznar en Madrid que no tomará más fuerza el catalanismo. Los constantes ataques a Cataluña por parte del Partido Popular, básicamente para obtener votos fuera de Cataluña, promovieron un fuerte auge del catalanismo. La fuerza de la industria catalana, el mayor nivel de vida, etc… de Cataluña comportaba muchos recelos fuera de Cataluña, cosa utilizada de forma repetida por los políticos populares fuera de Cataluña para lograr más votos. Este constante ataque contra Cataluña sería una constante del Gobierno popular y posteriormente de los políticos del Partido Popular. Esto comportó una fuerte subida del voto catalanista en las elecciones autonómicas catalanas donde ERC en 2004 logró un fuerte incremento de votos que le permitió un pacto con los otros partidos de izquierdas para formar Gobierno, conocido como gobierno tripartito.

Dichiarazione di indipendenza repubblica catalanaLa reunión del presidente de ERC con ETA en el sur de Francia, provocó su cese como Conseller en Cap (equivaldría a un vicepresidente del gobierno autonómico). Se inició en este período la reforma del “Estatut d’Autonomia” con la colaboración de Convergència i Uniò (CiU), un partido catalán de centro-derecha. CiU se desmarcó del grupo que negociaba el Estatut y firmó con el gobierno de Zapatero una reforma del Estatut que recortaba en gran manera el Estatut que se había aprobado en el Parlament de Catalunya. Esto provocó que ERC se negara a apoyar este Estatut, lo que conllevó su expulsión del Gobierno catalán, cosa que precipitó las elecciones del 2006, donde ERC, todo y bajar sus escaños, en parte por la abstención y en parte como voto de castigo por el tema del Estatut, ha podido volver a pactar con los otros partidos de izquierda y reimpulsar un gobierno de izquierda.
A pesar que CiU había ganado las elecciones en número de votos, le fue imposible formar una coalición de gobierno para tener una mayoría absoluta. CiU había llevado una campaña electoral basada en un ataque frontal contra el resto de partidos, cosa que le dificultó realizar un pacto con cualquier otro partido. Además sobre CiU aún recaía, para los sectores catalanistas, la sombra de haber ayudado a José María Aznar a gobernar en la primera legislatura con un pacto de gobierno en Madrid y por haber aceptado en ocasiones el apoyo del Partido Popular en la Generalitat en los momentos finales del gobierno del presidente Jordi Pujol.
Actualmente se podría hablar de tres partidos más o menos catalanistas en Cataluña, CiU, de centro-derecha, acostumbrada a pactar con el partido que gobierne en Madrid, sea del color que sea; PSC, el Partido Socialista Catalán, que ha recibido algunas críticas por tener de líder a alguien no nacido en Cataluña, un símbolo de la fuerte emigración andaluza de mediados del siglo XX y por estar muy ligada al PSOE, aunque en estas elecciones ha demostrado una fuerte autonomía de las directivas de Zapatero; y finalmente ERC, que es el único que habla de la independencia real de Cataluña, pero que ha salido tocado con el tema del Estatut, y que es constantemente atacado por la reunión que mantuvo su líder con ETA para pactar que ETA no atentara en Cataluña.